Contigo, pan y… jamón

7 noviembre 2007 | Sin comentarios »
2.774 Lecturas

Los tiempos han cambiado, es obvio, y aquel amor desinteresado de entonces ya no existe. Antes cogí­as al contrario/a con quien te querí­as desposar y le decí­as: «contigo pan y cebolla» y, ¡hala!, a vivir que son dos dí­as. Pero, ¿y ahora?

CebollasAhora, las cebollas, al precio que se han puesto, se quedan fuera de la dieta erótica, por lo que lo de engatusar a tu futura pareja con eso de «al almorzar, pan y cebolla; al comer, cebolla y pan; y, a la noche, si no hay olla, otra vez pan con cebolla», nasti monasti.

Leer el resto de esta entrada »

Memoria histérica

19 octubre 2007 | 1 Comentario »
2.415 Lecturas

¡Si muero,
dejad el balcón abierto!

Querí­a Federico tener la percepción extrasensorial de la vida desde su trasmundo. Era un querer seguir percibiéndola, sin prisa, sin exigencias, con la calma inerte que debe dar la muerte.

España en florHoy, en el más acá de la inexistencia, todos podemos encontrar a Federico vivo en su poesí­a; y ahí­ le gozamos. No nos hace falta que nadie desentierre su calavera y le imprima un código de barras para saber que habitó entre nosotros. Exhumarlo, ¿para qué?, ¿para revivirlo? Si fuera para eso…; si se pudiera hacer eso con él y con el resto de los restos de esa numérica -que no ideológica- media España que pereció a consecuencia de la inquina de raza, ya mismo, la otra mitad de aquella España mutilada, correrí­a a surcar la tierra con sus dedos para hacer renacer lo que en ella reposa.

Pero no puede ser. Lo que fue, fue; y lo que fue es una vergüenza que, como todas las cosas malas, conviene olvidar. Han pasado setenta años desde aquella atrocidad que es una guerra, y el tiempo -eterno aliado de la muerte- ha restañado heridas. ¿Para qué destapar la huesa del rencor a estas alturas? En el caso de Federico, ni sus familiares quieren. Como la mayorí­a de la gente. Sólo algunos insatisfechos de todo desean trapichear con las piltrafas sin saber siquiera a quién pertenecen.

Leer el resto de esta entrada »

Umbral de Gloria

29 agosto 2007 | 2 Comentarios »
2.347 Lecturas

Francisco Umbral

Se nos ha marchado otro de los grandes columnistas contemporáneos. Él no querí­a irse, pero la muerte enamorada de Ramón Sijé se lo ha llevado consigo.

Nos lo ha arrebatado pero nos deja, en la memoria de todos los que leí­mos sus insuperables artí­culos, toda la poesí­a de su corazón labrada en prosa: palabras cinceladas por mano de cantero; ese era su estilo.

Leer el resto de esta entrada »

Uno de los suyos

24 agosto 2007 | Sin comentarios »
1.812 Lecturas

Alberto Ruiz GallardónNo es costumbre de esta ventana abrirse a la polí­tica, pero el revuelo que se ha montado tras la repetidas declaraciones vertidas por Gallardón nos invita a ello.

Gallardón: ese animal polí­tico al que tantos quieren y algunos envidian. ¿Cuántos lo quieren?: cuatro mayorí­as absolutas. ¿Quiénes le envidian?: cuatro contrarios y cinco cerreligionarios, mal contados. De estas dos aseveraciones la primera es evidente; la segunda, lógica y lamentable. Pero si lógico es que lo envidien tirios y troyanos no lo es tanto que gente de su partido se rasgue la vestiduras, se mesen los cabellos y pongan el grito en el cielo por que el alcalde de Madrid diga que quiere estar en las listas de Madrid al Congreso.

Como alcalde, es un muy buen alcalde -sin comparaciones-, como fue antes un muy buen presidente de la Comunidad -digamos también: sin comparaciones-, pero eso no tiene que ser obstáculo para que intente lo que su devoción y oficio de gran polí­tico le obliga. Es ambicioso, dicen por ahí­. Como todo polí­tico que se precie y cualquier persona que quiera llegar a ser algo en este mundo de competitividad. Es impaciente, se le achaca. No le queda más remedio; es el momento, es su oportunidad y no puede dejarla marchar. Nadie es eternamente joven, y se pasa el arroz. Y es también, por encima de todo, el gran lí­der que podrá presidir, hoy tiene que ser Rajoy, el PP.

Leer el resto de esta entrada »