Colón olímpico

2 octubre 2009
115.254 Lecturas

Colon

Esa estatua de Colón, homenaje al Descubrimiento y regalo de boda a Alfonso XII por la nobleza española, sigue buscando tierra firme en este Madrid, hoy de Gallardón, sin encontrar el sitio donde descansar definitivamente. Y no es que esté probando todos los lugares que le puedan parecer óptimos de Madrid, no, es que va y viene del primer emplazamiento a otro cerca; de éste, al primero otra vez, inquieta e inestable, como si huyera de la pala y la piqueta que tendrían que adornar el escudo de armas del alcalde.

¡Es una maldición!, dicen algunos, que los monumentos emblemáticos vaguen como ánimas en pena por la ciudad. Porque no es sólo Colón; es El oso y el madroño, es la Mariblanca, fuentes, puertas, puentes… Lo de Colón quizá sea que lo están preparando para las olimpiadas. Si es así, todo se justifica.

Y hablando de olimpiadas, después de quedar finalista, Madrid ha sido eliminada para albergar los JJ. OO. de 2016. No ha podido ser.

La presentación me ha encantado. Me ha gustado ver cómo tras el discurso de Zapatero aplaudía toda la representación española en el evento, tanto de derechas como de izquierdas –incluso del centro–, todos juntos por una causa común. Y tras el de Gallardón, igual.

Eso está bien. Porque lo que nunca he entendido es que, después de una intervención en las Cortes, cualquiera de ellos sea aplaudido por todos los de su partido. Faltaría más. Pero lo que no consiguen nunca es que les aplaudan todos los ciudadanos del país, sean de la ideología que sean. Tendrían que prohibir aplaudir y abuchear en esos foros.
Pero bueno, ahí han estado todos tratando de convencer como han podido. Por cierto, Esperanza y Gallardón siguen hablando en distinta lengua. Así no iremos muy lejos.
Bueno, Madrid, 2020 está ahí al lado. Y los mundiales de fútbol. Y el 2024….

Escribir un Comentario