En el PP no se pierde la esperanza, pero Esperanza sí­ pierde a Gallardón… y al PP

24 enero 2008
6.084 Lecturas

En el PP la esperanza no se pierde, pero Esperanza acabará haciendo perder al PP. Ya le ha hecho perder a Gallardón sin pensar que, aunque a Esperanza le pese, Gallardón es el valor más seguro y rentable que tiene -¿tení­a?- el partido. No se puede negar que Gallardón cantaba demasiado, quizá tanto como aquella rana debajo del agua, hasta que llegó la mosca y…

La rana, la mosca, la araña… cantando debajo del agua. Ya saben, el final de esta canción lo pone la imaginación; mejor dicho, la falta de imaginación. Pero Esperanza, que ha demostrado tener mucha imaginación -tanta que ya se imaginaba presidenta del Gobierno- ha empezado a cantar la canción de la rana sin saber cómo continuar y, sobre todo, sin saber cómo acabará.

Eva Durán

Parece como si se hubiera obcecado en hacer que todos los personajes de la canción vayan a callar a la rana, no permitiendo así­ el desarrollo lógico de la historia… de tal forma que de la lista de marras, desde el primero (Rajoy) hasta el diecisiete (que tememos no vivirá -políticamente- más allá del 9 de marzo, al igual que otros que le preceden) están todos teledirigidos para hacer callar al personaje principal. Tal que un quinto (Zaplana), un noveno (Cayetana Álvarez de Toledo) y otros variopintos personajes de esa fauna poli­tiquera que nos quiere gobernar, pudiendo llegar hasta un catorce (debe ser este el tope de diputados que la presidenta teme que salgan) con Eva Durán, y -parece- uno de sus topos durante esta legislatura en el grupo municipal de Gallardón.

Con la inclusión (¿a instancias de Esperanza?) de Durán en las listas, la intención parece clara: el alcalde no entra en la candidatura de Rajoy pero sí­ una de sus ediles; una que es, para más inri, la que más se ha enfrentado con el regidor durante estos meses. Vamos, la que no dudarí­a en hacerle un plante en una votación en el Pleno municipal, circunstancia que no está lejos de pasar si la presidenta de la Comunidad no lo remedia .Y que serí­a una nueva humillación para el alcalde. No tendrí­a los mismos efectos que la espantada de Tamayo y Sáez, que imposibilitaron la elección de Simancas, pero el bofetón al inquilino de Cibeles serí­a morrocotudo. ¿Por cierto, alguien nos explicará algún dí­a quién estuvo detrás de esa deserción de dos diputados del PSOE?

Lo cierto es que la jefa del Gobierno regional no parece tener otra meta que aniquilar a Gallardón al precio que sea, y cualquier hecho que le lleve a conseguirlo no duda en celebrarlo y aplaude, sí­, pero en los carrillos del PP.

No se sabe por qué barbas tiene cogido a Rajoy para hacerle comer en su mano. ¿Tendrá que ver con la campaña del PP? Ni quién es el Pepito Grillo que le come la oreja para que ataque al alcalde. ¿Será Aznar? Lo que sí­ parece claro es que Aguirre, escorándose a la derecha y castigando a Gallardón y el centro que representa, está haciendo un gran favor al PSOE, puesto que Zapatero no encontrará contrario que le reste votos en la derechona conservadora y rancia pero sí­ en ese centro de amplio espectro que representa el regidor y que está refrendado por millones de votos.

Veremos cómo, el 9 de marzo, la prepotencia de una señora con ansias de poder se carga un partido con el peso del PP. O no, que dirí­a Rajoy.

  1. Un Comentario a “En el PP no se pierde la esperanza, pero Esperanza sí­ pierde a Gallardón… y al PP”

  2. Por Anónimo el 25 enero 2008

    Yo conozco a esa concejala y no creo que tenga méritos para ostentar un escaño. Además, parece que para Rajoy es mejor ser edil que alcalde. ¿Quién entiende esto? Salvo que al PP no le interesen los méritos sino otra cosa… El 9 de marzo, la respuesta

Escribir un Comentario