Umbral de Gloria

29 agosto 2007
2.347 Lecturas

Francisco Umbral

Se nos ha marchado otro de los grandes columnistas contemporáneos. Él no querí­a irse, pero la muerte enamorada de Ramón Sijé se lo ha llevado consigo.

Nos lo ha arrebatado pero nos deja, en la memoria de todos los que leí­mos sus insuperables artí­culos, toda la poesí­a de su corazón labrada en prosa: palabras cinceladas por mano de cantero; ese era su estilo.

Los que conocen su obra literaria en profundidad dicen que fue epí­gono de Valle-Inclán, de Ramón Gómez de la Serna, de Juan Ramón Jiménez; … de Ruano, de Foxá, de Cela. Pero también pudo ser su maestro. Sólo tendrí­a que haber nacido antes que ellos. Y seguramente no notarí­amos cambio en los textos, salvo que podrí­amos decir que todos esos grandes escritores habí­an bebido en la fuente de Umbral.

Fue un inventor de palabras, un creador de estilo y, sin embargo, un eterno aspirante a la Academia. No quisieron que ingresara en esa docta institución y alcanzara la gloria de ser académico; estuvo siempre en el umbral, enriqueciéndola. Allá ellos. Ahora ha alcanzado otra Gloria, sin tener que tomar resuello en ningún escaño de esa rancia Casa.

  1. 2 Comentarios a “Umbral de Gloria”

  2. Por Garçons Bolí­n el 29 agosto 2007

    Vergüenza les tenía que dar a los próceres de la Academia haber vuelto la cabeza para no ver las virtudes de Umbral y admirtirle entre sus filas. Espero que ahora el pudor que deben sentir por su estulticia inconfesa no les fuerce a crear el «escaño póstumo» para concedérselo. De todas formas, tardan tanto en aceptar las palabras en uso cotidiano de la gente que hasta eso iría para largo.

  3. Por Pelirroja el 11 octubre 2007

    Hacía tiempo que no entraba a leerte.
    Hoy me ha picado el gusanillo y veo que te lo estás tomando con calma. Anímate y escribe más, es una orden. Besos

Escribir un Comentario