El toro del Bruc

4 agosto 2007
4.973 Lecturas

Seguramente el tambor del Bruc tení­a el parche de piel de toro. Y seguramente también, la pasta de que estaba hecho aquel joven catalán Isidro José Llusá era distinta a la de estos energúmenos catalanistas de ahora que, llamándose “Hermandad catalana La Bandera negra”, lo único que hacen es el cafre rompiendo todo lo que ellos creen que ofende sus sentimientos nacionales, sin pensar que todos somos España, y aunque nos pese a muchos, incluso ellos.

Pues a esta pandilla de estúpidos les ha dado por derribar el toro de Osborne que perfilaba su esbelta figura en el cielo del Bruc, como lo hicieran con otro igual en 2003, y con el que estaba en L’Aldea, en 2005.

Suponemos que sorprendió la instalación del primer morlaco que se puso rompiendo el horizonte; incluso puede que ofendiera a alguien su silueta, pero después de 50 años de su puesta en escena pensamos que lo que sorprenderá será su ausencia.

Y suponemos también que lo único que consiguen estos quinquis es presumir contando, ante su estúpido auditorio de taberna y entre regüeldos de penedés y priorato, las hazañas pandilleras, para regocijo de unos cuantos amiguetes con cultura general básica sin fisuras.

El tambor del Bruc con su estruendo trataba de engañar al enemigo francés para echarle de España; estos memos, el único sentido que tiene lo que perpetran es deshacer España y dársela a los enemigos. Y no hay que reir sus gracias; hay que criticarlos y denunciarlos para que no destruyan una tierra tan bonita como la de Cataluña. Hay que tocar el tambor para llamar a los somatenes a que los persigan y limpien esa región de tanto vago y maleante. ¡Endavant sometent! Pau, pau i sempre pau.

  1. Un Comentario a “El toro del Bruc”

  2. Por VICENTE el 25 febrero 2009

    LA GRAN PENA ES QUE A ESTOS NO LES CAYO ENCIMA Y LES CHAFO LOS SESOS

Escribir un Comentario