Hablar de más; hacer de menos

10 julio 2007
2.404 Lecturas

El PP critica la ausencia de miembros del Gobierno en el homenaje que, diez años después de su asesinato, se tributa a Miguel Ángel Blanco, en Ermua, y algunos de sus responsables sin aparecer por el lugar.

Si bien es verdad que ningún alto representante del Ejecutivo -quede claro que el delegado del Gobierno en el Paí­s Vasco pertenece a la Administración pública y no al Consejo de Ministros- estaba presente en la manifestación que conmemora uno de los más abyectos crí­menes de la ETA en toda su sanguinaria historia, no lo es menos que nada deberí­a haber sido más importante para el presidente del PP que acudir a Ermua. No debió haber otra cosa más importante: para él, que estaba en un encuentro con empresarios, ni para otra altí­sima responsable popular, cual es Esperanza Aguirre, que surcaba los mares durante unos merecidí­simos dí­as de asueto, tras la presión de la campaña y la gloria del triunfo. Menos mal que hay algún mandatario con la cabeza en su sitio, como es el caso del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que sí­ estuvo donde correspondí­a.

A la querida y nobiliaria presidenta, o la asesoran muy mal (eso hace pensar) o se cree por encima del bien y del mal, flotando en el éter rodeada por los santos, y permitiéndose decir simpleces como que la crisis de Navarra se solventarí­a con el apoyo del PP a un presidente socialista, como es Fernando Puras. Y es que cuando se pone uno a hablar, desinhibido, con los amiguetes sin llevar escrito lo que se va a decir salen estas cosas.

  1. Un Comentario a “Hablar de más; hacer de menos”

  2. Por helvética el 12 julio 2007

    Estoy de acuerdo. Unos llevan la fama y otros cardan la lana. Menuda es doña Esperanza: le está haciendo la cama a Rajoy desde dentro y de manera brutal… Como las apariencias engañan lo que de verdad está ocurriendo dentro de la sede de Génova es que el presidente del PP a quien teme de verdad por su imparable ambición es a la jefa del Gobierno de Madrid, dedicada todos los fines de semana a granjearse apoyos en las estructuras territoriales del partido. Y todo, a espaldas y contra Rajoy… Por eso, ella no está en maitines y por eso el líder del PP echa pestes de su correligionaria en Madrid. La soberbia y la ambición de Gallardón se ha quedado en pañales al lado de Mariespe…

Escribir un Comentario