Del rosa al amarillo

14 marzo 2007
1.669 Lecturas

Los espectadores de Telemadrid tienen cada noche, prácticamente asegurada, una tómbola polí­tica. Cuando Francisco Giménez Alemán retiró aquel mí­tico programa de prensa rosa de las pantallas de la cadena autonómica, no podí­a sospechar que los futuros responsables de esa emisora, pagada por los madrileños, iban a abrazar esa afición tombolera con otro Gobierno del PP.

Y es que, noche sí­ y noche también, los televidentes son «castigados» con una suerte de telebasura sobre el 11-M que harí­a sonrojar a Mariñas, Karmele y cí­a.

El programa del lunes, dirigido y presentado patéticamente por Luis del Pino, recreaba la teorí­a de la conspiración que han fabricado sobre una mesa de café Federico Jiménez Losantos, Pedro José Ramí­rez y Eduardo Zaplana. Un insulto a la inteligencia fue ese programa, emitido por Telemadrid nada menos que en el «prime time» de la noche del lunes, que trataba de desmontar el trabajo del juez del Olmo, la fiscal Sánchez y todas las fuerzas de Seguridad que llevan tres años trabajando para esclarecer el mayor atentado de la historia de Europa.

Sabrá, suponemos, Esperanza Aguirre, a quién favorece esta estrategia mediática. Y sabrá a quién perjudica: a Mariano Rajoy.

Escribir un Comentario