Arrabal y el régimen

15 febrero 2007
1.934 Lecturas

Ayer vimos en el programa de Jesús Quintero, ese loco de la colina que ha dejado de ser perro verde para seguir en su noche, al extravagante Fernando Arrabal narrando un episodio de su vida revolucionaria en tiempo de la dictaruda de Franco.

El excéntrico Arrabal contaba, entre puchero y puchero, cómo le detuvieron en los años sesenta por ciscarse en todo con lo que no comulgaba. Y cómo, una vez llevado a la Dirección General de Seguridad, en la Puerta del Sol, para dejarle allí preso, se negó a comer en señal de rebeldía. Y cómo, un funcionario de prisiones «gordo, muy gordo» le traía todos los días un platito de judías para que comiera, y él se negaba. Y el carcelero «gordo, muy gordo» se le acercaba conciliador, y extendiendo el brazo con la cuchara en la mano le decía: «una cucharada por mamá, otra cucharada por papá…» El régimen del Régimen. Éso, le salvó la vida.

  1. Un Comentario a “Arrabal y el régimen”

  2. Por helvética el 16 febrero 2007

    Yo también vi ese programa y me pareció incomensurable: tanto el papelón de Arrabal como el de su entrevistador, «El Loco», que no sabía debajo de qué meterse a juzgar por las incongruencias y «boutades» que decía su interlocutor, que llegó a llorar en un rapto de papanatismo. Irrepetible el programa

Escribir un Comentario